El pasado diciembre expusieron en una carpa en la plaza de Santa Eugenia la maqueta del proyecto de la nueva Casa de Cultura, un edificio que ocuparía el actual de las viejas escuelas. El nuevo edificio, un gigante de cemento y cristal, ocupará si la crisis no lo remedia un volumen totalmente exagerado para el entorno en el que se encuentra. Se pega literalmente a las casas traseras y reduce las actuales distancias entre edificios dejándolos prácticamente pegados (qué ironía la contestación del sr. Loroño sobre los dos metros). Y esto no lo hace la iniciativa privada intentando aprovechar los volúmenes al límite y más allá de las normas, no, esto lo proyecta una administración y precisamente la que está más próxima al ciudadano, el ayuntamiento.

Reproducimos por su interés las cartas al director de El Correo de un vecino de la zona así como las respuestas del Concejal de Comunicación y Atención Ciudadana de Getxo y la aclaración de Marisa Arrúe, portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Getxo.



Cartas al director de El Correo
Volver